Es algo usual pensar que una página web es la única y mejor opción a la hora de mostrarnos y comunicarnos con la sociedad. Y así era hasta ahora. Pero, ¿a través de una página web existe la comunicación como tal? ¿Podemos llamar comunicación al envío de un simple formulario de contacto? Ya no.

Al margen de los beneficios técnicos que genera un blog (posicionamiento SEO, contenido multimedia, estrategia de marketing, identidad de marca, etc.), mostramos 4 razones por las que aconsejamos crear un blog.

  1. Compartir conocimiento: Crear un flujo de información es positivo para la empresa. No tengas miedo a mostrar tus nociones, puede ser de gran ayuda a los demás y convertirse en una fuente de referencia para muchos. Si el contenido es de valor, el aumento de seguidores y clientes potenciales aumentará notablemente. Ser útil te convertirá en imprescindible.
  1. Confianza y fidelización: Abrirte al mundo te hará sentir cercano. Y nos interesa la proximidad. Buscamos que nuestros posibles clientes se sientan atraídos por nosotros. Seamos sinceros y se quedaran a nuestro lado. Generemos confianza compartiendo información interesante y la réplica será sorprendente.
  1. Críticas: Abriendo un blog también damos paso a posibles comentarios negativos. ¿Pero qué mejor manera de crecer? Es vital atender y prestar atención a la opinión del mundo. Saber gestionar las críticas constructivas dará un empujón importante a la empresa. Mantener contacto directo con el cliente ayudará a mejorar y nos dará información objetiva sobre el rumbo que debemos tomar.
  1. Motivación: No es lo mismo trabajar para nosotros mismos, que ser conscientes de que nuestro contenido está abierto a millones de personas. Es innegable, esta presión nos obliga a mejorar. La rigurosidad y perfección con la que se trabaja delante de un público a escala mundial aumenta relativamente. Querremos ser mejores. Y, en consecuencia, conseguiremos mejores resultados.

 

Leave a Reply